Desde tiempos inmemoriales, la naturaleza nos ha dotado de una muy larga lista de tipos de madera que hemos aprovechado, empleándola en nuestra vida diaria.

 

Históricamente, la madera ha sido la materia prima más solicitada en la construcción; la podemos encontrar como el material principal de casas y cabañas, también como elemento básico para la decoración de interiores y, sin lugar a dudas, como material de construcción complementario, como es el caso de apuntalamiento y cimbra.

 

Por ello, resulta importante aprender a identificar cuáles son los tipos de maderas, que gracias a su composición, dureza, calidad y precio, resultan las ideales para utilizarlas en nuestros proyectos constructivos.

 

Existen dos grandes tipos de maderas; las blandas y las duras. Las primeras se recomiendan más para la fabricación de muebles, enchapados y revestimientos, mientras que las segundas, son las más adecuadas para la construcción.

 

En este último grupo, destacan las maderas derivadas del:

 

Roble

Nogal

Cerezo

Olivo

Castaño

Olmo

Encino

 

Entre otras.

 

Es importante considerar que, tanto las maderas blandas, como las maderas duras, son totalmente útiles para la construcción, pero es necesario saber exactamente en qué parte de nuestro proyecto o para qué las vamos a emplear.

 

Para ello, en Placa Centro La Hacienda nos ponemos a tus órdenes, para brindarte asesoría especializada y el catálogo más extenso de madera para construcción, a los precios más convenientes del mercado.

 

Consúltanos, te atenderemos con gusto.